Las quemaduras solares son para siempre. Pero se pueden evitar

Un año más, y a pesar de la Covid-19, las playas se llenan de bañistas y los más concienciados se llenan y se untan el cuerpo con cremas de protección solar.

Los dermatólogos hemos alertado en infinidad de ocasiones sobre los riesgos de una excesiva exposición al sol. La piel recibe quemaduras que son permanentes y que aumentan el riesgo de cáncer de piel.

La mejor y única forma de evitar esas quemaduras es evitar exponer la piel al sol con métodos físicos como ropa, gorras y sombreros. Y sombrillas para la playa.

Y a la vez, es muy necesario disfrutar del buen tiempo, las vacaciones y el aire libre. Con una mínima información y precauciones es posible y fácil hacerlo y proteger la piel.

A continuación y sirva como el clásico Kit informativo de vacaciones, algunas lecturas publicadas en mí Blog sobre piel y sol.

Y hay que tener en cuenta también un factor medioambiental. Evitar la exposición al sol y utilizar ropa evitará el uso de miles y miles de botes de crema de protección solar disponibles en botes de plástico. Su aplicación en la piel no sólo genera residuos en el agua del mar, que en algunas ocasiones perduran durante años, sino que sus envases también llegan a ser un problema para el medio ambiente.

Recientemente, algunas empresas ofrecen cremas de protección solar en tarros de aluminio reutilizables y reciclables. Aunque no sea la mejor solución pueden ayudar a minimizar el impacto en el medio pero lo realmente importante es un uso sensato del sol.

Evitará muchos problemas a nuestra piel y al planeta.

Felices vacaciones .

 

2020-08-10T07:44:30+00:00