Una pomada no cura los granos

Y tras este titular se esconde un hecho demostrado. No se pueden curar granos con una pomada. La pomada contiene grasa y la grasa empeora el acné. Sólo se pueden usar geles o lociones para el acné.

¿Y qué es el excipiente? Pues todo lo que rodea al producto activo de un medicamento. Por ejemplo, una crema con un antimicótico contiene un 1% de ese producto. El 99% restante es crema.

Si aplicamos esa crema en una piel seca pensando que tiene hongos pero solo está seca mejorará mucho ya que el 99% es crema que hidrata.

Pero ocurre también el efecto contrario. Algunos excipientes empeoran una patología. Si ponemos una pomada antibiótica en un grano, el principio activo es correcto. Pero la pomada contiene mucha grasa y los granos aparecen por exceso de grasa. Por tanto las pomadas los empeoran.

Y para muchas personas escoger tanto el producto como el excipiente adecuado es un reto complicado por eso ante la diversidad de situaciones recomendamos acudir siempre a una consulta dermatológica. Medicamentos aparentemente iguales pueden ser beneficios o perjudiciales en función de la piel y la patología a tratar.

Piense en ello y actúe en consecuencia cuando en la farmacia o el botiquín de casa escoja una crema o una pomada.