Tanorexia, la obsesión enfermiza por el bronceado que destruye la piel

Personas muy bronceadas pueden verse enfermas al perder un poco de color

Personas muy bronceadas pueden verse enfermas al perder un poco de color

Se define la tanorexia como la obsesión por el bronceado. Las personas que la sufren necesitan estar morenas para sentirse bien. Si pierden color se ven pálidas y enfermas y necesitan irradiación de forma continua. Los dermatólogos estamos observando una creciente obsesión por el bronceado enfermizo y la consecuencia es que la llamada memoria de la piel hará que pasados unos 20 o 25 años tras los excesos de radiación, y aunque la persona evite el sol de forma drástica, su piel se acordará de los excesos y aparecerán las inevitables consecuencias en forma de cancer de piel.

La mayor parte de las personas que padecen este tipo de enfermedad, llamadas tanorexicas, no son conscientes de su problema y para ellas es normal tener este color de piel durante todo el año. Por ello acuden en verano al sol natural pero no dudan en recibir radiación artificial en invierno mediante cabinas de bronceado, las famosas lámparas UVA, para alimentar su obsesión.

fotoenvelliment4Es la misma situación que ocurre con la anorexia nerviosa en la que las personas que la padecen, normalmente chicas jóvenes, que pueden llegar a pesar 45 kg  y verse gordas, dejan de comer porque su imagen corporal se ve alterada en el espejo. Donde nosotros vemos piel y hueso, ellas ven grasa acumulada. En psiquiatría esta situación se denomina dismorfofobia o (phobic dismorphic disorder), y es aplicable a distintas partes del cuerpo y variedad de enfermedades.

En general, es una alteración en la auto percepción corporal, el espejo refleja a las personas que la sufren una imagen que no es real. Uno puede verse con una nariz enorme, con unas manchas tremendas en la cara o una calvicie devastadora, cuando en realidad ninguna de estas situaciones es auténtica.

Eso también provoca que chicas que creen tener el pecho pequeño piensan que sus problemas en las relaciones sociales se deben a este teórico defecto y acuden al cirujano plástico creyendo que su vida mejorará sólo por llevar ostentosas prótesis de silicona. Nada más lejos de la realidad. Sólo en muy raras ocasiones, un trasplante de cabello, o unas prótesis mamarias van a cambiar nuestra vida.

Las arrugas y las manchas aparecen mucho antes en las zonas expuestas al sol o a los rayos UVA

Las arrugas y las manchas aparecen mucho antes en las zonas expuestas al sol o a los rayos UVA

Muchos cirujanos plásticos harían un extraordinario servicio social incorporando psiquiatras en sus consultas para detectar los casos de dismorfobia y beneficiarían mucho mas a sus pacientes con tratamientos que incidan sobre su estado de ánimo y no sobre su anatomía.

La mayor parte de personas que sufren tanorexia acuden a centros de bronceado artificial o llegan a adquirir camas solares para instalar en casa e irradiarse a diario. La mayoría de ellos reciben placer por la sensación visual que su piel les da y al mismo tiempo la radiación solar les proporciona endorfinas, que igual con lo que ocurre con los adictos al deporte, les proporcionan felicidad.

El problema es que la radiación solar tanto UVA (la que se recibe en las cabinas de bronceado) como UVB (la que se recibe al aire libre) tienen un efecto acumulativo y el cuerpo tiene un limite máximo de acumulación a partir del cual empiezan a aparecer los problemas!

En un estudio reciente realizado por la Universidad de Arkansas (UAMS) en Little Rock, (Estados Unidos), ha detectado que las personas que acuden más de 40 veces al año a un centro de bronceado artificial tienen 4 veces mas riesgo de cometer suicidio que la población de su misma edad y dos veces más riesgo de padecer depresión.

Realmente estamos delante de una situación social casi enfermiza por la obsesión de “estar perfecto”.

Hay una tremenda falta de capacidad de tolerar los pequeños defectos o imperfecciones. Muchas adolescentes no soportan ver un simple granito en la barbilla que aparece puntual con cada menstruación, o una pequeña estría en un muslo o un discreto acúmulo de grasa imperceptible en los glúteos…

Hay una necesidad creciente de verse bien, de verse perfectos, de verse reflejados en los modelos que la sociedad impulsa, y que aparecen en televisión y en los desfiles de moda.

Espero que tal como ocurrió con el tabaco en los años 60, cuando las personas fumaban para emular a los actores de Hollywood y así parecer mas atractivas. Millones de fallecidos por cáncer de pulmón concienciaron a la sociedad para abandonar lentamente el tabaco.

Deseo no tener que ver muchas muertes por melanoma maligno antes que las autoridades se decidan de una vez por todas a cerrar los centros de bronceado artificial y ayuden a frenar la obsesión por el bronceado.

Ramón Grimalt
Grimalt Dermatologia
ww.grimalt.net

Para más información sobre la tanorexia: http://www.telegraph.co.uk/health/healthnews/10912105/Sunshine-can-be-addictive-like-heroin.html

Para visualizar una entrevista de TV sobre la tanorexia: http://www.grimalt.net/videos/

2017-11-07T17:02:40+00:00