¡Qué no te tomen el pelo! Ningún champú, loción ni vitamina evita la caída del cabello

Esta semana, La Vanguardia ha publicado una excelente revisión del problema de los fraudes y engaños en los tratamientos para la calvicie firmada por Mayte Rius.

Durante el último congreso mundial de investigación del cabello (World Congress Hair Research), que tuve la suerte de presidir durante la última semana de Abril en Sitges, pudimos discutir sobre todo aquello que no sirve para el tratamiento de la alopecia y de la cantidad de engaños en este sentido.

Es una confusión habitual creer que cuando se te cae mucho el pelo es porque lo estás perdiendo, cuando en realidad es una renovación. Cambiamos el pelo constantemente y dentro de cuatro años no nos quedará ninguno de los de hoy, y lo hacemos en ciclos de caída y recrecimiento; el error es atribuir lo que es fisiología a problemas capilares y tomar vitaminas, ponerse champús o inyecciones… cuando de modo natural, y en tres meses, la situación habrá mejorado sola porque, tras la época de caída, el cabello entra en recrecimiento.

Además de ser innecesario recurrir a productos para la caída de cabello, “es absurdo”, porque no tienen fundamento científico. Ningún champú atraviesa la piel del cuero cabelludo, de modo que sólo actúan sobre el aspecto del pelo y la piel de la cabeza, a nivel externo; el champú anticaspa funciona, pero el anticaída no.

El tratamiento de la alopecia es complejo y resulta necesario llegar a un diagnóstico antes de iniciar un tratamiento. En ningún caso las vitaminas o los champús pueden alterar nuestra tendencia hereditaria ya escrita en nuestros genes.

Para leer el artículo completo en La Vanguardia pulse este enlace.

2019-05-08T09:03:21+00:00