Inventan una loción corporal que evita ducharse

Las bacterias de la piel pueden tener un efecto protector sobre nuestra salud.

Las bacterias de la piel pueden tener un efecto protector sobre nuestra salud.

Un investigador americano ha revelado que lleva años sin lavarse con jabón, simplemente se aplica una loción que el mismo ha patentado infectada con unas bacterias que se comen y destruyen la suciedad.

El invento podría ser de enorme ayuda para todas aquellas persones encamadas y que poseen dificultades de movimiento lo que les complica el tener que pasar por la ducha.

Se trata de un espray infectado con una cantidad ingente de Nitrosomonas eutropha , una bacteria oxidante del amoniaco (BOA) que se desprende del sudor corporal eliminando de este modo el olor del mismo.

La loción en apariencia es agua, huele como agua y sabe a agua pero lleva en su interior billones de bacterias cultivadas artificialmente.

Una periodista del New York times, incrédula ante tal afirmación, se ha arrimado al investigador David Whitlock y ha comprobado que efectivamente no se desprende de él ningún olor corporal, aunque el sujeto asegure que no pisa un plato de ducha desde hace 12 años!!.

La periodista, Julia Scott, no contenta con la experiencia olfativa ha optado por experimentar en su propio cuerpo el invento. Como se publica en su articulo en el New York times ha permanecido durante 4 semanas aplicándose el producto de marras sin pasar por bañera ni ducha sin usar desodorante ni ningún tipo de cremas cosméticas ni champú, ha frecuentado el gimnasio de forma regular y no ha modificado otros hábitos de limpieza, y afirma, que nadie en su entorno, marido hijos, compañeros de trabajo ha percibido ningún tipo de olor corporal molesto.

Scott en su articulo ha asegurado que es una persona muy sensible a los olores y que hasta aquel momento no podía prescindir de la ducha diaria y a menudo debido a su pulcritud y escrupulosidad debía pasar más de una vez al día por la ducha.

Consultada la fuente original, AOBiome Inc. hemos podido comprobar que el investigador vende por internet su loción bactérica repleta de Nitrosomonas. En estos momentos un tratamiento de un mes cuesta 99 dólares y un tratamiento de 3 meses se puede adquirir por 249 dólares.

El investigador parece que no da abasto para servir a todas las peticiones mundiales y su laboratorio productor de Nitrosomonas no las crea a un ritmo suficiente por lo que no manda el producto

Aplicarse diariamente una loción con Nitrosomonas eutropha podría llegar a evitar ducharse.

Aplicarse diariamente una loción con Nitrosomonas eutropha podría llegar a evitar ducharse.

fuera de las fronteras de los EEUU.

Relata el investigador que su inspiración viene de observar a unos caballos en la zona de Boston que después de galopar ardientemente por las llanuras y empapados de sudor se revolcaban en unas zanjas sucias y embarradas y salían de las mismas con el pelaje en perfectas condiciones y sin ningún olor animal.

Estudiando el contenido de las zanjas observo la presencia de esta bacteria Nitrosomonas eutropha que ha conseguido hacer proliferar en el laboratorio y que ahora comercializa en forma de espray para la piel.

Esta investigación abre nuevas vías y esperanzas en el tratamiento de enfermedades de la piel con la intervención de bacterias añadidas artificialmente. Hasta ahora la mayor parte de los médicos nos cuidábamos de cómo eliminar las bacterias de la piel y hoy se abre esta nueva posibilidad: añadir bacterias buenas para la piel para prevenir enfermedades o incluso llegar a curarlas.

La industria cosmética esta haciendo un cambio en esta dirección y recientemente el grupo L’Oreal ha añadido Bifidobacterium longum en uno de sus productos de Lancome. La firma cosmética Clinique también incorpora Lactobacilus en alguno de sus productos e incluso Estée Lauder tienen dentro de su gama de productos cosméticos cremas nutritivas con probióticos.

Hasta el momento actual resulta complicado poder afirmar que estas bacterias ya comercializadas tenga un beneficio claro sobre la salud de nuestra piel pero sin duda en un futuro próximo vamos a asistir a una revolución bacteriológica dentro de la industria cosmética y la investigación farmacológica. La nueva guerra biológica está servida.

 

Ramon Grimalt
Grimalt Dermatologia
www.grimalt.net

Para leer el artículo publicado en el New York Times pinche aquí
Para visitar la pagina del investigador pinche aquí

2017-11-07T16:13:33+00:00