La importancia de las buenas prácticas clínicas

La mayor parte de médicos que se dedican a la investigación participan en algún momento de su vida en ensayos clínicos. En mi caso, esto ha ocurrido en distintas ocasiones.

Se trata de procedimientos complejos, en los que hay que garantizar que el personal que realiza el estudio con participantes humanos estén formado y capacitado. Y también que los ensayos estén bien protocolizados para que la persona que participa como Investigador Principal no tenga ningún interés o capacidad para alterar o tergiversar los resultados.

Por ello, los investigadores que realizamos esta función somos evaluados de forma periódica a través de un curso online llamado Buenas Prácticas Clínicas (GCP) de acuerdo a los exigentes criterios que fija el National Institute on Drug Abuse (NIDA) que depende del Departamento de Salud (FDA) de los Estados Unidos.

El certificado que acompaña esta página nos capacita para la labor de Investigador Principal de un ensayo clínico como muchos que estudian las alteraciones de la piel y el cabello, que se reflejan en nuestra página de publicaciones científicas y que se llevará a cabo durante el próximo 2021 en las instalaciones de Grimalt Dermatologia para intentar comprobar la eficacia de un nuevo fármaco para la Alopecia Areata.

Más información: https://gcp.nidatraining.org/

2020-12-04T13:31:31+00:00