La psoriasis invertida consiste en la coexistencia de eccema atópico y de psoriasis (ambas en forma leve, y no acabada de manifestar) en el mismo lugar cutáneo. La psoriasis invertida afecta a los pliegues, y en estas localizaciones también recibe el nombre de “eccema seborreico de pliegos” o psoriasis eczematosa. Cuando la psoriasis invertida afecta a palmas y plantas suele recibir el nombre de “psoriasis palmoplantar”.

Lo que sale en las manos de las personas que padecen psoriasis invertida son alteraciones cutáneas, fruto de la coexistencia de atopía y psoriasis. Los casos intensos a menudo se dan en personas con problemas profesionales, familiares o sentimentales que les afecta negativamente a la esfera psicológica. Se puede presentar bajo múltiples formas. La más frecuente son placas de color salmón oscuro, de piel muy dura y a menudo agrietada que se alternan con zonas de piel aparentemente sana, pero muy seca y poco elástica.

Lo mismo sucede con las uñas: las buenas no son las duras, sino las que se retuercen con facilidad. La piel seca de la psoriasis palmar puede cortarse con facilidad por el simple contacto con el borde de una hoja de papel. Coger un objeto con fuerza puede provocar una dolorosa grieta, puesto que se tensa y desgarra la piel de calidad deficiente.

Responde bien a tratamiento dermatológico y puede durar bastante tiempo, pero no toda la vida.

Divulgación

Grimalt Dermatología tiene una gran implicación en actividades académicas y divulgativas. No sólo con la participación en numerosos congresos y eventos científicos y en libros y publicaciones indexadas. También contamos con una destacada presencia en medios de comunicación. Pulsa en los siguientes enlaces para conocer nuestra actividad.

Entrevistas en prensa
Televisión y Congresos
Radio
Libros
Publicaciones científicas
Blog