Como evitar la picadura de medusa

Pelagia noctiluca

Pelagia noctiluca (Foto Pau Badia)

Las medusas son animales marinos que viven en aguas abiertas. Nadan muy lentamente y en primavera y verano son arrastradas hacia las costas por las corrientes marinas donde en contacto con los bañistas provocan la dolorosa picadura de medusa. Algunos años tenemos plaga de medusas y no siempre los científicos se ponen de acuerdo a la hora de predecir si el 2013 será un año de estos o no.

Si se tocan, aunque estén muertas, inyectan una sustancia en la piel que produce escozor. El contacto con los tentáculos o con sus porciones, tanto en el agua como en la arena también puede causar molestias.

La picadura de medusa: En el momento en que se produce la picadura, la sensación es muy similar a la del dolor causado por una quemadura. Se inicia una erupción en la piel urticariforme o vesiculosa. Habitualmente, la reacción local desaparece a los pocos días, aunque en algunos casos el dolor perdura durante semanas y la pigmentación residual puede ser evidente durante meses.

Cómo se produce la picadura: Los pequeños dardos (nematocistos) que se encuentran en los tentáculos se activan con el contacto con la piel. Pero si la piel es muy resbaladiza y no genera resistencia, los dardos no pueden clavarse y soltar su veneno. Por lo tanto una crema grasa puede actuar como medida preventiva en casos de contacto leve si es aplicada de forma generosa.

Evitar las picaduras: Todo tipo de barrera que evite el contacto de la piel con la medusa es una buena forma de protección. Las cremas solares, los bañadores que cubren el máximo de superficie corporal y otras ropas como las camisetas técnicas son medidas que nos protegen del contacto con los tentáculos de las medusas.

Un reciente estudio realizado en Noruega (Jellyfish a Noruega) demuestra que hay cremas solares con protección antimedusas que tienen una capacidad superior a las cremas solares normales para evitar las picaduras.

Por el contrario, otro estudio (Jellyfish Stings) hace una revisión de la literatura y las conclusiones son que las cremas solares si son aplicadas de forma correcta tienen una capacidad de protección contra las picaduras de medusa similar a las cremas “específicas antimedusas“.

La reacción que se produce varía según las características de la persona afectada. Especialmente son sensibles a todas las personas con antecedentes de alergia, los atópicos, los que padecen asma o enfermedades cardiovasculares y los niños. Es muy importante la cantidad de superficie corporal que recibe el impacto de los tentáculos, la especie de medusa, y la zona del cuerpo que se ve afectada.

Qué hacer si te pica una medusa: Una vez se ha producido la picadura:

• Salir del agua. No rascarse ni frotar la zona afectada con toallas u otras prendas.

• Retirar de la piel (con pinzas o guantes) los restos de tentáculo, si son visibles.

• Lavar la herida con agua salada. Nunca se debe utilizar agua dulce, ya que activa las células y aumenta la cantidad de toxina inyectada. Si disponemos de amoníaco podemos hacer uso. En sustitución puede usarse la orina humana. (ver video sobre esta peculiar tendencia humana)

• Llenar una bolsa de plástico con hielo y aplicarla lo antes posible, durante unos 5 minutos, sobre la zona de la picadura (nunca hay que poner el hielo directamente sobre la piel). Si el escozor no se detiene, se puede aplicar frío otra vez, durante 5 minutos más.

• Para evitar la infección de la herida, se aconseja la aplicación sobre la piel de un antiséptico (alcohol yodado) 3-4 veces al día, durante 48-76 horas. Una crema suave de corticoides puede aliviar también la sintomatología.

Estas medidas deben tomarse cuanto antes. Si las molestias continúan o generan temblores, náuseas, mareos o dolor intenso, habrá que acudir a un centro sanitario.

En resumen para evitar las picaduras de medusa, la ropa técnica para nadar o para protección solar puede ser útil así como los trajes ligeros de neopreno. Las cremas solares si son aplicadas de forma generosa y las cremas específicas antimedusas tienen una eficacia relativa y deben usarse con cautela.

Ramon Grimalt
Grimalt-Dermatología

Para leer los dos artículos en pdf:

Jellyfish Stings Jellyfish a Noruega

2017-11-09T15:01:03+00:00