Como controlar el picor

A veces el picor puede llegar a ser una sensación incontrolable. El picor nos inquieta y el picor nos hace sentir mal. ¿Qué es realmente el picor? ¿Como se puede controlar?

Muchos procesos dermatológicos van acompañados de picor. De hecho el picor, que en sí mismo no es una enfermedad, sino que es un síntoma común a diferentes afecciones dermatológicas, en realidad es sólo una sensación.

A menudo el picor se convierte en algo incontrolable.

A menudo el picor se convierte en algo incontrolable.

Existe la picazón?

Resulta muy difícil evaluar de forma científica la intensidad del picor que una persona percibe. Se han usado escalas analógicas con esa intención pero los resultados son muy dispares.

Uno puede imaginar que cuando nota picor en el tobillo, la sensación se ha originado realmente en el tobillo y nos llega al cerebro que nos desencadena el reflejo de rascarnos. Pero las cosas no son exactamente así.

Los primeros trabajos sobre este campo se hicieron durante la segunda guerra mundial donde se empezaron a ver que pacientes con miembros amputados podían percibir picor en el miembro que habían perdido en el campo de batalla.

¿Como se puede originar el picor a un miembro que no tengo? A partir de aquí se empezó a entender que en realidad el picor se origina siempre en el sistema nervioso central (el cerebro) de la persona que la percibe, a veces de forma coherente (he tocado una ortiga) a veces de forma no tanto coherente (estoy nervioso: me pica la pierna)

Algunas preguntas aún no tienen respuesta

¿Porque si nos pica un mosquito una noche de insomnio aquella picazón se convierte en incontrolable y en cambio si nos pica el mismo mosquito mientras estamos trabajando con la cabeza ocupada en otras cosas podemos prácticamente ni notar el picor?

¿Qué relación tiene nuestro estado de ánimo con el picor?

Curiosamente una familia de medicamentos que funcionan extremadamente bien para el tratamiento del picor tienen en común un efecto secundario: hacen sueño. Los antihistamínicos sobre todo los de primera generación, los más antiguos, provocan somnolencia. Pero este efecto secundario resulta ser un efecto beneficioso para la eficacia de los resultados. Los nuevos antihistamínicos, de segunda y tercera generación, que no provocan somnolencia y que pueden ser útiles para el tratamiento de la rinitis alérgica, no resultan nada eficaces en dermatología. Es decir si no dan sueño, ¡no quitan el picor!

Cual sería la conclusión pues: ¿Que el picor es una manifestación del nerviosismo?

Probablemente la afirmación sea un poco demasiado dura, pero lo que es seguro es que si la persona está tranquila la sensación de picor mejora mucho y que la ansiedad amplifica la sensación de picor.

El estado de ánimo influye enormemente en nuestra percepción del picor.

El estado de ánimo influye enormemente en nuestra percepción del picor.

En realidad la ansiedad, amplifica prácticamente todas nuestras sensaciones y resulta un mecanismo de defensa muy eficaz en situaciones de riesgo.

Si estamos nerviosos sentimos los ruidos más fuerte, incluso mejora nuestra agudeza visual y nuestra capacidad olfativa. En el caso de los animales esto resulta tremendamente útil para poder huir más rápidamente del peligro. También sería aplicable a las sensaciones placenteras, si estamos excitados, inquietos por un primer contacto amoroso es probable que aquellas caricias sutiles sean amplificadas por nuestro organismo de forma considerable

Pero volvamos a la picazón, el picor puede formar parte de enfermedades dermatológicas variadas pero también de enfermedades sistémicas. Algunas enfermedades del hígado, provocan picor, algunas afecciones de la sangre pueden provocar picor y también es una situación muy común y bien descrita el picor que perciben las personas con insuficiencia renal. Recientemente un artículo publicado en Dove press por un grupo de investigadores japoneses (http://www.dovepress.com/articles.php?article_id=21675#) demuestra como un nuevo fármaco puede ser altamente eficaz en el tratamiento del picor en pacientes con enfermedades del riñón. La nalfurafina, sería este nuevo fármaco que tiene una capacidad sorprendente para disminuir las percepciones de picor de los pacientes afectos de enfermas nefrológicas.

Nuevos trabajos acabarán revelando cuál es la mejor manera de tratar la picazón en cada caso.

Dr. Ramon Grimalt
Grimalt Dermatologia
www.grimalt.net

2017-10-09T17:16:13+00:00